Periodico Palacio
Inicio » Recientes » Efervescencia Amarilla
D.F.(CDMX) Y ÁREA METROPOLITANA Deportes Destacada EdoMex Nacional Portada Principal Videos

Efervescencia Amarilla

Hoy con todo este problema del coronavirus extranjero que nos han inyectado, nos quitaron a los mexicanos lo que nos aleja un poquito de todo el sinsabor que está pasando en nuestro país

Acompañado siempre de sus dos hijos (Javier y Carlos) ataviados con las camisetas azul celeste y amarillo, antes de salir de casa echa un vistazo y recuento a sus souvenir’s, guardados estos como tesoros; boletos de antaño que huelen a humedad. Parados frente a su Águila que antes fue bendecida estos personajes se encomiendan para el encuentro que sostendrán con el rival.

“Camino a lo largo de la calzada de Tlalpan… Llega el domingo y lo siento en la sangre”, comenta el Ingeniero Francisco Javier Romero Salinas, Águila de puro corazón, desde 1967…

Un estremecimiento me invade y sé que algo emocionante y único se avecina… ¡Cientos de personas caminan frente a mí, a mi lado y atrás, todos con una sonrisa en el rostro y un gran orgullo en el pecho…! ¡Un océano amarillo en la urbe inquieta!, Saben a ciencia cierta, que al llegar a ese templo de hazañas deportivas, su corazón se desgranará de pasión y emergerá el grito altivo y eufórico de apoyo incondicional…

Ya veo la parte superior e imponente de su estructura… bella obra arquitectónica digna de las mejores ciudades del mundo… ¡Nada que envidiarle a nadie!

¡Se puede escuchar el murmullo semejante a un panal gigante, que es grito fiero de guerra y motivo de temor para los rivales!

¡Todo se cubre de amarillo y azul! ¡Se respira historia y leyenda!… Hoy con todo este problema del coronavirus extranjero que nos han inyectado, nos quitaron a los mexicanos lo que nos aleja un poquito de todo el sinsabor que está pasando en nuestro país con problemas políticos, sociales y con economía muy dispareja; ahora más que en otros tiempos donde según el gobierno Lopezobradorista era de pura corrupción.. y hoy, estamos peor!.

En fin…

Recapitula el aguerrido aguilucho; “Llego al fin a la explanada… ¡El fastuoso e imponente Estadio Azteca! Los visitantes también lo miran maravillados… ¡La casa de mi gran equipo! ¡El lugar sagrado donde nacen mis emociones y sueños, donde se tejen fábulas de grandeza y se suscitan miles de anécdotas que son dignas de contarse a través de generaciones! ¡Gestas de heroísmo deportivo que hacen de estos colores, motivo de orgullo y fidelidad!”.

¡Llegan a mi mente los nombres de los héroes que cada fin de semana dejaron y dejan la piel y el alma en la cancha…! ¡En esa alfombra verde, campo de batallas épicas y gloriosas que trascenderán los tiempos!

Enrique Borja… Alfredo Tena… Cuauhtémoc Blanco… Outes… Batata… Brailovsky… Cristóbal Ortega… Zague… Cabañas… Zelada… Guillermo Ochoa… El Piojo… de los más jóvenes el gran Edson Álvarez (El Machín), ¡Incluso el mejor jugador mexicano de todos los tiempos… Hugo Sánchez, vistió la bella casaca…! ¡Todos ellos escribieron capítulos de bravura y entrega que han forjado y escrito la leyenda de mi equipo en letras de oro!, refiere orgulloso este aguilucho.

Los puestos de antojitos mexicanos… los banderines, camisetas, matracas, muñecos y figuras de los ídolos de hoy y siempre; posters y todo lo inimaginable lo encuentras antes del ingreso al estadio… la convivencia sana con los rivales y a veces, cuando el odio deportivo es añejo… ¡Las miradas retadoras y la convicción plena de que mi equipo ganará!

¡Llego a los torniquetes y doy mi boleto al guardia de la entrada! ¡Al fin adentro me dirijo a la puerta que me corresponde para ocupar mi lugar!… camino expectante y ante mí una escalinata que subo ilusionado y trémulo de expectación… y de repente:
¡Ahí está!

¡La cancha sagrada del Coloso de Santa Úrsula! ¡El espectacular verde brillante me hace estremecer! ¡Mi corazón palpita a mil por hora y el ambiente es inenarrable!

¡Faltan escasos minutos para que mi equipo salte a la cancha a mí se me hace eterno el tiempo y me suda todo…!
¡Las gradas lucen repletas y el amarillo y azul son los colores predominantes!

¡Súbitamente el ambiente se cubre de abucheos y silbidos de desaprobación y se ve al desafortunado equipo rival saltar a la cancha! ¡Miran alrededor y sienten la presión y el apoyo a su rival y sus corazones se encogen! ¡El jugador número doce habla!
Luego un murmullo que va creciendo y se convierte en ruido ensordecedor, como el rugido poderoso de una fiera hambrienta y entonces… ¡Aparecen y es la locura!

¡El gran equipo de México! ¡El más grande! ¡Odio y amor de miles! ¡El equipo de mis amores! ¡El Américaaaaaaaaaaa!

¡Tiembla el Estadio en sus cimientos…! Lágrimas de emoción rasan mis ojos y ellos trotan potentes y ágiles hacia el centro del campo… llegan a él y en ademán de saludo y respeto… ¡Levantan los brazos y aplauden a su enardecido público que los vitorea hasta quedarse ronco!

Se lleva a cabo el protocolo de la liga y entonces… el equipo que le tocó en suerte mover el balón para iniciar el encuentro, se planta en el círculo central… el árbitro mira su reloj y da el silbatazo inicial… ¡Mueven el balón y el público ruge emocionado! Soy afortunado testigo y eufórico observo que:

¡El América… mi América, escribirá otra gran historia en cuanto nos permitan los fantasmas que hoy nos aquejan !

Relacionado

Hoteles en todo el país cerrarán temporalmente por COVID-19, asegura Mendoza Davis

Periódico Palacio

Muere médico del IMSS en Monclova por coronavirus

Periódico Palacio

No habrá cierre de frontera norte: López Obrador

Periódico Palacio

Hubo acuerdo y conciliación con Constellation Brands: AMLO

Periódico Palacio

Toser intencionadamente sobre otras personas, un acto de amenaza terrorista en EU

Periódico Palacio

Hay que cuidar que no se deteriore tanto la economía popular por COVID-19: AMLO

Periódico Palacio