marzo 31, 2023

VENADEAN A POLICÍAS Y LOS MATAN A SANGRE FRÍA

  

  • Un oficial muerto y tres lesionados graves el saldo que  se maneja extraoficialmente

Corrió la noticia como pólvora, la zona oriente de Tlalnepantla, mejor nombrada como la zona ardiente, es de nuevo  blanco de atención por las muertes violentas y  cotidianas, ahora le toco  al cuerpo de policía municipal, que  tiene a su mando el Comisario Eduardo González,  a quien le sigue lloviendo plomo en su milpa, ya que   tres oficiales de la policía de este municipio fueron atacados  A SANGRE FRÍA ,a la malagueña  por los ocupantes de un automóvil tipo taxi en la colonia Jorge Jiménez Cantú, conocida como Caracoles,  para el infortunio un uniformado Miguel Ángel Hernández Rivera, Jefe de Turno de la compañía #18 murió en el hospital.

Fuentes locales informaron que los hechos ocurrieron a la media noche de ayer en las calles Carbonera e Iztaczihual, colonia Jorge Jiménez Cantú,  la popular y afamada Colonia  Caracoles, donde el fin de semana la alcaldesa echó mezcla a la primera piedra del   deportivo de la Zona Ardiente.

Afirman que los cuatro policías estaban en el interior de la patrulla 10087 en dicha comunidad cuando sujetos que viajaban en un taxi  los venadearon; en el sitio fueron hallados 25 casquillos percutidos calibre 9 milímetros, sin embargo se logró saber que los asesinos traían armas largas.

Indicaron que los agresores fueron ubicados con heridas de arma de fuego en la Cruz Roja de Polanco, en la Ciudad de México, donde permanecen en calidad de detenidos.

Los presuntos matones a sangre fría  son: Víctor Enrique Morales de 27 años; Jesús Morales de 19 años, estos dos primeros hermanos traen la semilla del mal y un tercero que se reservó dar sus datos, estas lacras  cuentan con  un historial criminal: 5 órdenes de aprehensión y 36 homicidios, por lo cual se les inicio una nueva carpeta por homicidio doloso en contra del oficial de la policía municipal.

Desgraciadamente este mal no terminará mientras la corrupción no sea desterrada, no es posible que a cada rato la policía sea atacada por delincuentes conocidos que cuentan con un historial delictivo tan abultado. La población se pregunta,  en donde están los grandes operativos de los que blofea el gobierno, como es posible que no detengan a los criminales totalmente conocidos y que operan en zonas tan pequeñas como la Zona Oriente de Tlalnepantla.